Triste realidad

El Bloguero solitario

Una vez finiquitado el periodo de asueto, la realidad reaparece súbitamente tan exasperante como sorprendente, de manera muy similar al momento en que terminas desconociendo la voz de una persona después de no hablar por una semana…

La rutina arriba destrozando esos bellos momentos soñados que me gustaría volver a repetir, el sonido de las olas del mar al golpear la arena ha sido reemplazado por el ruido ensordecedor de los coches atascados en el trafico bajo el implacable y caluroso clima, la belleza y alegría de la semana santa se ha ido.

Aunque ahora la sensación de energía renovada plagada de nuevos bríos, valientemente se enfrenta con toda su fuerza a los repentinos ataques de estrés provocados por las labores cotidianas, que aunque definitivamente no las ame y en algún momento de la vida hasta las odie, son las que me permiten seguir sobreviviendo al cumplir relativamente con la mayoría de mis necesidades, vaya disyuntiva

La señal es clara, nada de lo que es hermoso puede llegar a ser eterno, y eso es lo mas lamentable, las obligaciones diarias terminan por convertirse en una especie de atrapa sueños maquiavélico aunque eso ni siquiera pareciera existir. Cinco días pasaron, tiempo que no recuperare jamas, antes de que ese evento llegara tenia planes dignos de provocar la envidia de cualquier líder internacional… termine por no cumplir ninguno.. en que se fue todo ese tiempo, no lo se y no lo sabre jamas.

A pesar de la perdida de tiempo irreparable comprendo que no he sido tan descuidado, el descansar casi plenamente, compartir ratos maravillosos con la familia es lo mejor y mas rescatable de mis actividades vacacionales, sin embargo el sentimiento de necesidad por falta de tiempo para realizar otras labores sigue latente.

Los gratos momentos han sido almacenados en mi cabeza como viejas memorias desorganizadas pero existentes, y ahí permanecerán como los mas grandes tesoros personales que conservare hasta que la vida y la edad me lo permitan.

Como cada inicio de fin de semana termino haciendo un análisis sobre lo realizado hasta el momento y lo que quedara pendiente para el próximo lunes, lo que hice no es ni la mitad de lo que tengo pendiente por hacer y termino aplicando el “ya dios dirá” como mi escudo personal y aunque eso no me satisface, mi sueño de ser el próximo garcía marquez de la web aun sigue vigente, aunque me falten un millón de años y un millón de letras para si quiera acercarme, pero  bien dicen que por algo se empieza y en eso no desistiré

Hoy no sirve de nada lamentarse por lo que no se puede remediar, siempre desde que la escuche me gusto esa frase: “EL PASADO ES HISTORIA, EL FUTURO ES UN MISTERIO, EL HOY ES UN OBSEQUIO, POR ESO SE LE LLAMA PRESENTE” y así tal cual debe seguir, la historia antes escrita permanecerá, lo que se aproxima se desconoce, pero seguiré disfrutando este día para continuar escribiendo mi deseo de hacer historia.

Anuncios

3 comentarios sobre “Triste realidad

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s