Cicatrices

Mar

Todo el tiempo estamos propensos a obtenerlas, algunas en el cuerpo, otras en el corazón y las mas profundas en el alma, las cicatrices son recordatorios de experiencias, la mayoría crueles y dolorosas, momentos por lo general sumamente difíciles ocurridos a lo largo de toda nuestra vida.

Motivos para portar o adquirir una cicatriz existen miles, un accidente de cualquier índole, un desamor, la desilusión o incluso hasta la muerte es capaz de dejar una cicatriz tan profunda y difícil de sanar que nos podríamos pasar toda una vida intentando olvidar esa experiencia quizás sin llegar a conseguirlo.

Sin embargo a veces, incluso hasta la propia muerte, así, tan fría y dura como tal, con ese característico aire de insensibilidad, es capaz de tentarnos al hacernos pensar que puede convertirse en el remedio mas efectivo, aunque quizá el mas oneroso de todos, para que, de manera definitiva, pudiésemos sanar el alma, cuando el que muere sea quien ha sufrido la herida… aunque eso suene de lo mas extraño, tétrico y hasta suicida.

Cargar con un dolor y una pesadez tan profundos, ya sea por la desilusión o la ausencia de un ser amado, cuando intentas olvidar a alguien que formo parte de tu pasado pero que sabes que no estará mas en tu futuro puede ser el motivo o el mas poderoso detonante de la explosión de una vorágine de sentimientos capaces de provocar una cruenta batalla entre los pensamientos de nuestra cabeza y los mas profundos deseos del corazón.

Llegan a mi mente frases como “no extraño lo que paso, extraño lo que pudo llegar a ser” o “estaba jugando a olvidarte y cuando estuve a punto de terminar con la batalla, el juego se reinicio”, son frases que alimentan mis ideas y generan mas dudas derivadas de los injustos e interminables “hubieras y porque’s “…  como: “porque tuvo que terminar así”, “porque ya no quizo estar conmigo”, “porque me humillo de esa manera”, “solo hubiera dicho la verdad”, “se hubiera despedido”, “le hubiera dicho lo que siento antes de que esto se terminara” pero no obtengo respuesta alguna..

Sin anunciarse, la música de fondo no ayuda a dejar de pensar en esas cuestiones y de la nada comienzan a sonar temas como: “no quiero estar sin ti” y “yo te extrañare”, que sin proponerselo, abruman y se unen a la lucha interna para tratar de intervenir en las decisiones a tomar, cual invitados non gratos a una fiesta sin anfitrión.

Todo es comprensible cuando el que sufre es quien se expresa, pregunta, reclama, blasfema y hasta añora los momentos que ahora son parte de la historia y aunque pueda sonar egoísta, solo pide una respuesta “porque ?”…

Dicen que el tiempo lo cura todo, que es capaz de sanar incluso las mas grandes heridas, dejando solo una cicatriz como prueba fehaciente de aquel triste recuerdo que, una vez que ha sido superado, solo formara parte del pasado. Intentar olvidar a aquellos que, sea el motivo que sea, ya no están en tu camino, puede ser lo mas recomendable pero nunca lo mas sencillo…

Sin embargo se han puesto a pensar que sucede cuando al que tratan de olvidar “ES A TI” ???..

Anuncios

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s