Terminando un ciclo…


Han pasado varios días desde que lo nuestro “oficialmente” se acabo, despierto de mi letargo sentimental y descubro que el tiempo que ha pasado, parece ir mas lento, mi alma agoniza y mi mundo parece sumergirse en las tinieblas de tú olvido.

Mi animo es una loza tan pesada que me impide físicamente levantarme, como cualquier ser que agoniza victima de la enfermedad mas mortal que existe. Lo mio solo es trivialidad, y falta de decisión, pero me resulta tan difícil continuar con mi vida que parece como si deseara morir.

Mi orgullo, altanero y altivo, me había mantenido a salvo de este estado mental en el que estoy sumergido, gracias a su dominio de la prepotencia y su capacidad de demostrar un desinterés inexistente hacia ese amor que hemos perdido. Hoy, después de mucho tiempo sin escuchar esa voz, esa barrera cimentada en el orgullo se ha quebrantado, y no me ayuda mas.

Por fin me animo a levantarme, tomo una ducha intentando motivar mi confianza, apenas escucho el agua salir y cierro mis ojos, con ellos, llegan los recuerdos de los momentos que compartí a tu lado, buenos y malos, todos forman parte de una historia que sin quererlo, me hace rabiar y decirme por dentro “porque me enamore”…

Las gotas de agua que caen sobre mi cabeza no borran mi memoria, y mucho menos mitigan el dolor de mi corazón por la añoranza de volver a vivir esos momentos, que se que ya no volverán a repetirse, aunque por dentro así lo desee y por fuera quiera aparentar lo contrario.

Quisiera poder desnudar mi pensamiento y encontrar alguna formula para arrancar de raíz cualquier indicio de tu recuerdo, porque cada uno es como pequeñas espinas clavadas en el corazón que con cada latido aumenta el sufrimiento.

Aprendo a odiarte sin quererlo, todo ese amor que sentía se ha convertido en un odio profundo con una sola frase tuya, que no pienso volver a repetir. Sigo sin entender porque me pides mi amistad cuando primero me regalaste tu amor… creo que podríamos haber tenido mejor suerte si eso hubiera ocurrido a la inversa, pero ya no se puede volver atrás.

Trato de comprender porque lo nuestro no funciono, y me doy cuenta que en el transcurso de nuestra historia existieron miles de variantes que, al principio, sorteamos tomados de la mano, juntos, con promesas eternas que hoy no se cumplieron, promesas que alimentaban la ilusión y solo permitían que esa burbuja a la que cariñosamente le llamábamos amor, se hiciera mas grande y su pared se fuera resquebrajando, para terminar reventándose en mi rostro.

Todo se basó en una mentira y como mentira alguna vez se iba a descubrir, cuando te fuiste dijiste que querías cambiar, que te “querías portar bien” porque tu vida ya no era la misma, solo me doy cuenta sin siquiera proponermelo que sigues mintiendo, porque esa es tu naturaleza y no vas a cambiar.

Sigo pegado a mi ventana observando el cielo y pensando, la inmensidad de la noche y su obscuridad me hacen recordar de manera itinerante, aquellas cosas que pudieron salir mal, pero creo que ha llegado el momento de dejarlas atrás y darle vuelta a la página por el bienestar de mi corazón.

Bien dicen que en este mundo de todo se aprende y todo se paga, yo sigo aprendiendo de la naturaleza de tus mentiras y continuare pagando por mi error de enamorarme en el pasado, es cierto que hay experiencias en la vida que te enseñan a madurar, te obligan a endurecer tu corazón, el mio se ha convertido en una roca impenetrable gracias a ti, ha dejado de sentir, me ha convertido en un ser odioso y sin escrúpulos con una amplia capacidad para odiar a quien le hace daño, todo gracias a ti.

Se que nadie se cansa de enamorarse, mucho menos tu, pero sin duda todos se cansan de esperar, asumir, escuchar mentiras, decir lo siento y lastimar, pero existen excepciones, por lo visto yo me tope con una de ellas, deseo con toda mi fe que sea yo la ultima victima de tus mentiras, que ojala y te hubieses fastidiado de lastimar a alguien mas, no lo hago por ti, lo hago por esa persona que pudiera ilusionarse y creer que encontró el amor de su vida como lo hice yo, porque se que sufrirá y siento que en este mundo basta con que solo una persona te odie, ese lugar lo ocupo yo.

Estas son las ultimas palabras que dedicare a este ciclo, es el final de nuestra historia, tu te despediste diciendo que dios te bendiga, pensando quizás en que iba a agradecer tus palabras llenas de lastima, para mi que solo quisiste dejar tu conciencia tranquila porque sabes que te equivocaste, solo que tardaste en reconocerlo, creo que pudo mas tu lastima y el dolor de tu conciencia que te obligaron a terminar después de tanto tiempo sin hablarnos… créeme que era absolutamente innecesario.

Hoy tomo mi camino, por fin mi semblante se ve relajado, deseoso de empezar a buscar su felicidad basado en una fe que aunque sigue lastimada y renuente por culpa de mi corazón enamorado, no deja de pensar que todo va a ser mejor a partir de ahora. Me despido diciendo con profunda hipocresía “que te vaya bien” y “que dios te bendiga” aunque la verdad te deseo todo lo contrario…

Prefiero decir HASTA NUNCA.

Anuncios

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s