Porque tan jodido…


Todos los días, de un tiempo para acá, escucho la misma queja de la mayoría de las personas con las que platico y convivo a diario, todos los temas se enfocan entorno a una sola cosa, el dinero.

La queja general es que el dinero no alcanza para cubrir los gastos esenciales, las platicas mas largas son acerca de como conseguir un préstamo en sus diferentes modalidades y cuales de ellos resultan ser los menos costosos para recuperarse, cosa que en mi muy particular opinión, nunca sucede una vez que caes en el anzuelo.

En mi caso tengo la mala costumbre de pensar que soy el único que tiene problemas financieros, y regularmente son los mas “graves del mundo”, pero cuando escucho a otras personas a mi alrededor platicar exactamente de lo mismo; preguntar que “cuando pagan”, sabiendo que hacerlo a lo largo de la quincena por lo menos durante 4 o 5 veces promedio, no va a acelerar de ninguna manera que el deposito llegue mas rápido. Eso me estresa.

Sin embargo, analizando las cosas mas tranquila y concienzudamente lo que realmente me mortifica es porque “todos estamos tan jodidos”, muchas de las personas de las que escucho esto, son gente preparada, en diversas materias, diversos ramos, empresas distintas, gente que tiene hasta dos trabajos, doblan turnos y aun así vive endeudada.

Bien dicen que el dinero mueve al mundo, pero hasta que grado como sociedad debemos de estar sufriendo para subsistir, realmente como sociedad estamos tan mal ? de verdad somos tan mal administrados, porque siempre tenemos deudas a pesar de trabajar tanto?  porque el dinero no nos rinde?.

Dicen por ahí que para vivir en México se necesita ser millonario, y parece ser verdad, los altos intereses de las tarjetas de crédito que se pueden volver impagables no importa el banco, los mismos créditos de Infonavit para adquirir una casa a 25 años que cuando la termines de pagar no valdrá ni la mitad de lo que pagaste por ella, las tiendas de conveniencia como Famsa, Coppel, Elektra etc.. que ofrecen artículos de todo tipo en abonos con la ventaja de ser a meses sin intereses (con el precio mas inflado que globo de cantoya).

Pero realmente es culpa de todos estos créditos y ofertas de prestamos que estamos tan jodidos ?. Particularmente soy de la opinión que el refrán que dice “tanto peca el que mata a la vaca como el que le agarra la pata” se cumple a la perfección cuando una situación de este tipo nos acontece. Por ejemplo:

Tu vas al banco a abrir una cuenta de ahorros, porque estas plenamente convencido de que el ahorro es la única manera de tener un futuro seguro o afrontar una emergencia inesperada, eso habla muy bien de ti, pero… no contabas con que la cajera del banco, con una sonrisa y una insistencia apremiante buscara por todos los medios que estén disponibles a su alcance, convencerte para que te lleves la tarjeta de crédito “inteligente” que tiene muchos beneficios (nunca especifican cuales), con la que pagas poquito de intereses, solamente si te pasas de las fechas de cobro, y adivina que… te ganchaste.

Otro ejemplo, tienes un celular que lo compraste en una tienda Oxxo por decirlo así $1,000.00 pesos, es un teléfono modesto pero funcional, sirve para lo que es, nada espectacular pero muy efectivo y duradero. Sin embargo se te ocurrió ver un folleto de Famsa, Coppel, Elektra o cualquier otra tienda o mueblería dedicada a ese rubro, y lo primero que ves, es un Smartphone de ultima generación, pantalla curva, de 7 pulgadas con una manzana por la parte de atrás, recarga rápida de batería inalámbrica, red 4g, a 36 meses sin intereses y adivina que… te ganchaste.

Un tercer ejemplo, eres joven, ya llevas 6 meses laborando en una planta maquiladora, ganas poco pero te resulta ser suficiente porque puedes hacer horas extras cuando necesites mas dinero, no tienes deudas y te alcanza para disfrutar de tu lana que tanto trabajo te cuesta ganar semanal o quincenalmente, además de salir a divertirte cuando tu quieras, pero eres consciente de que no toda la vida vas a ser joven y también piensas a futuro, te enteras que por medio de tu trabajo puedes adquirir un crédito para una casa que aunque será pequeña, piensas que podrás ampliarla mas adelante, el crédito que te autorizan es a 25 años y adivina que, te ganchaste…

Y para rematar un cuarto ejemplo, la ciudad donde radicas es grande, las distancias resultan un tanto difíciles de recorrer, llegar al trabajo es toda una odisea diaria en el transporte público por lo cual te enfocas en adquirir un vehículo, modesto, piensas tengo dos opciones, un vehículo usado, pero es un riesgo que funcione bien o no funcione, y un vehículo nuevo que se que funcionara durante bastante tiempo, así que ves los créditos para adquirir un vehículo nuevo, y ves que la mensualidad es solo de $2,999.00 pesos y adivina que, te ganchaste…

Ejemplo 1: Siempre nos pasamos de las fechas de cobro, o las confundimos con las fechas de corte, generalmente la quincena nos llega en una fecha posterior a la fecha de cobro y obviamente se nos generan intereses que a la vez aumentan la deuda y en un determinado periodo de tiempo se vuelve incosteable.

Ejemplo 2: Estrenar un artículo electrónico, sea cual sea, siempre resulta ser muy atractivo para cualquiera de nosotros, pero por estar concentrados en que nos entreguen el producto nuevo de paquete y poder utilizarlo, no pensamos en la cantidad de tiempo que nos tomara terminar de liquidarlo, y mucho menos pensamos en que ese artículo llegue a cumplir una etapa de vida suficiente como para abarcar ese período y un poco mas, o niéguenmelo

Ejemplo 3: Todos tenemos la ilusión de estrenar una casa, saber que ya tenemos un patrimonio para nuestro futuro, pero, hay que terminar de pagarlo para que sea nuestro, según una estadística del Infonavit, es común que un alto porcentaje de la población abandone su casa dentro de los primeros dos años por no poder pagarla, esto a su vez crea un problema social para los vecinos porque al no realizar el tramite correspondiente con el Infonavit para declarar que vas a abandonar lo que iba a ser tu patrimonio por no poder pagarlo, estas casas terminan por convertirse en lechos de malvivientes, puntos de venta de droga o casas de seguridad del crimen organizado.

Ejemplo 4: El adquirir un vehículo de agencia siempre tiene sus pros y sus contras, generalmente nunca pensamos en que el precio que nos proporcionan al principio, una vez que pase el primer año crecerá alrededor de un 25 a 30 % debido a la terminación de la oferta de seguro gratis, por ejemplo si tu mensualidad es de “2,999.99” aumentara a “4,100.00” el próximo año por el costo del seguro, un elevado cargo que nunca contemplamos o lo hacemos con esa clásica de respuesta mexicana anticipada de “nambe si la armo”.

Quizás por eso nuestra economía no resulta ser tan solvente como todos quisiéramos, entre los engaños publicitarios de las tarjetas de crédito, las compras a meses sin intereses de artículos súper inflados, los créditos hipotecarios con pagos eternos, y los cobros fantasmas de los vehículos de agencia, sumados todos ellos a la enorme cantidad de impuestos ocurrentes y  a la cultura de pago que tenemos como mexicanos de hacerlo “al hay se va”, “al cabo si la armo”, se crea un circulo vicioso interminable…

Como siempre ustedes tienen la mejor opinión…

Anuncios

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s