A todos los habitantes de Kepler-186F


A quien corresponda:

Por este conducto, me dirijo a ustedes con el mayor respeto posible, ninguno de ustedes me conoce, y quizás nunca me conocerán porque si llegan a leer esta carta, probablemente ya estaré muerto.

Soy uno de los millones de habitantes que viven en un planeta muy lejano del suyo, un lugar llamado Tierra, ha sido mi casa durante toda mi vida, un planeta lleno de hermosos lugares a los que llamamos de distintas formas, con montañas imponentes, playas paradisíacas, colinas nevadas, desiertos inmensos, rincones en los que podrías pasar toda tu vida sin querer irte.

Quizás estos lugares también existan en su mundo, eso nunca lo conoceré, pero si alguien lee esta carta podrá saber que mi hogar llamado planeta tierra también fue hermosa alguna vez.

Desafortunadamente nuestra naturaleza interna como seres humanos, al poseer una energía negativa y destructora, hemos sido capaces de acabar con nuestro hogar, hemos terminado con sus recursos naturales, destruido los hábitats de diferentes especies, contaminado sus aguas a tal grado que ya no es factible la vida aquí.

Las guerras inverosímiles, que han existido toda la vida, algunas con afán de expansión de territorio de otros países en épocas antiguas, otras por mantener los negocios millonarios ilícitos en movimiento en épocas actuales, nos han orillado a la riqueza y pobreza extrema entre nuestra especie.

En este preciso momento en el que estoy escribiendo esta carta, se habla de un país, el cual es dirigido por un presidente que piensa que toda la gente que no nació en su tierra debe salir, sea cual sea su estatus o residencia. Es una nación poderosa que ahora quiere protegerse con ideas retrógradas y anticuadas, so pretexto de salvaguardar la integridad de sus habitantes.

Eso ha provocado una mayor división entre nosotros, en todo nuestro mundo, las diversas formas de pensar de algunos no son compartidas por otros aunque habitamos el mismo planeta, siento como si tu hermano de sangre que vive en tu misma casa se encierra en su cuarto y te dice que no entres porque no piensas como el, o no eres de su mismo color, o raza, estatura, gusto, genero, etcétera.

Sin embargo, ha existido gente buena, cuidadosa, respetuosa, alegre, gente bella que ha intentado por todos los medios proteger a los que menos tienen, gente que ha dedicado su vida entera a cuidar especies animales, algunos ya desaparecidos o en peligro de extinción por nuestra ambición de poder y riqueza exorbitante.

Antes de que su planeta fuera descubierto yo pensaba que, porque en el mundo en el que me toco vivir existe gente que no es capaz de compartir su riqueza con los que menos tienen, ya sea otorgándoles un trabajo, motivándolos a ser como ellos, a progresar, a saber que las riquezas no hacen diferentes a las personas, que la humildad vale mas que cualquier metal precioso que aquí se encontrase, que cuidar a nuestro planeta seria lo único en lo que deberíamos estar enfocados y no en encontrar un planeta nuevo para contaminarlo con nuestro odio, y energía negativa como acabamos con el nuestro.

En mi imaginación y en la de algunos cineastas con ideas futuristas, se daban vestigios de una posible migración planetaria, a un lugar en donde solo aquellos con la suficiente riqueza como para sufragar un viaje como ese, sobrevivirían y podrían vivir para siempre.

Aquellos que no posean los recursos suficientes como para pagarlo, se quedarían a vivir aquí en mi abandonado y tristemente destruido planeta azul.

Cada vez, pienso que esa no es una idea tan errada acerca de nuestro futuro como especie, ya que no comprendo porque en estos días en los que mi mundo sufre de tanta violencia, y el deseo de destruirnos unos a otros no desaparece, al contrario se vuelve mas poderoso e incontrolable, seguimos olvidando la voluntad de cambiar por el bien de todos los que habitamos este lugar.

No me atrevería a pedir asilo a nuestra especie, porque conozco sus alcances, sus deseos, sus ambiciones y lo que somos capaces de hacer. Destruimos un planeta hermoso y que uno solo de nosotros sea alojado en su planeta, aumentaría el riesgo latente de destruir el suyo, aunque me gustaría pedir una oportunidad de vida y supervivencia para mi especie, pero hay momentos en los que desearía compartir el mismo de deseo de algunos por destruirnos por completo, así que no arriesgare su forma de vida y su planeta con mi petición personal.

Que dios o el ser en el que ustedes depositen su fe y esperanza los bendiga a lo largo de toda la eternidad…

Atte.: Su amigo el humano.

Anuncios

Un comentario sobre “A todos los habitantes de Kepler-186F

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s