Agradecimiento a mi motor


No hay fecha que no se llegue y plazo que no se cumpla, dicen por ahí, el tiempo suele seguir su curso a pesar de los miles de ruegos y suplicas particulares que puedan surgir en su camino.

Hoy estoy cerca de cumplir un año con lo que se podría decir es un cambio radical en mi vida, la situación era muy diferente, estaba lleno de deudas, frustrado, desanimado, desmotivado, con problemas emocionales por cuestiones laborales, me imaginaba estar en un pozo en el que todos depositaban tierra sobre mi.

Esa etapa fue sumamente difícil ya que como decimos en mi rancho “no encontraba la puerta” para salir de esa situación. En algunas ocasiones los pensamientos mas negativos se apoderaban de mi cabeza, si estaba embrujado, si el karma existía, si me había portado muy mal en vidas pasadas, o cosas de ese tipo.

Pero todo fue muy repentino, de 15 a 30 días el cambio se dio de manera extrema, la situación de pronto comenzó a mejorar, aunque muy lentamente por el lastre que venia arrastrando de hace ya un tiempo.

La luz de esperanza de que todo iba a cambiar para bien apareció, y justo en ese momento casi de manera mágica, un motor para mi auto.

La historia de mi vehículo combinada con mi “mala suerte” iban casi compaginadas, mientras mi situación laboral no cambiaba, mis deudas se incrementaban, el motor de mi vehículo se empeñaba en aumentar mis gastos junto con mis problemas, no hubo día en un periodo aproximado de 6 meses en que no me diera un problema, grande o chico pero al fin problema.

Mientras mi bolsillo no resistía mas los embates, la presión en mi cabeza aumentaba, algunas veces terminaba por llorar a escondidas de todo el mundo, por la falta de ideas para solucionarlo, y mi vehículo no me ayudaba.

Un amigo se ofreció y me dijo, ya no arregles ese motor yo te voy a conseguir uno. Por obra y gracia de dios, estuve ahorrando por un año en el trabajo, el ahorro me llego justo cuando mas lo necesitaba, se lo entregue a mi amigo, y el se encargo de todo.

El motor apareció, y ahí empezó mi buena suerte, mi vehículo no ha necesitado mas que sus cambios de aceite normales, no me ha dado ningún problema, a los dos días de instalarlo, recibí la noticia de un curso para una mejora laboral tome el curso por dos semanas, en lo que mi temor por una nueva descompostura de mi coche desaparecía.

Dos semanas del curso mas dos semanas esperando los resultados y mi vida cambiaba, la oportunidad de un mejor puesto de trabajo y sobre todo de un mejor sueldo llego, mientras el motor de mi coche me respaldaba.

Hoy estoy muy agradecido con aquel amigo que nunca me dejo caer, que puso su sapiencia y su tiempo para ayudarme de corazón y conseguirme ese motor que me permite viajar de una ciudad a otra todos los días para llegar a mi trabajo.

A mi amigo si le he podido decir lo agradecido que estoy con el y que cuente conmigo para lo que sea, pero nunca se me había ocurrido agradecerle a mi motor.

Muchos de los que lean esto dirán que es una tontería, yo lo veo como un parte aguas y una paradoja en mi vida… todos debemos tener un motor que nos impulse a perseguir nuestras metas. El motor en mi vida es mi familia, y el motor de mi coche significa el inicio de que la suerte me ha cambiado.

Gracias amigo motor…

Anuncios

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s