Ser padre no es nada fácil


Estoy frente a mi espejo, observo lenta y detenidamente como el tiempo se ha encargado de registrar su huella en mi rostro, luzco viejo y cansado, con una mirada triste con cierto sentimiento de culpa y frustración que aun no termino por comprender, ser padre no es nada fácil.

Solo y meditabundo, comienzo a recordar aquellas veces en que siendo joven reclamaba el cariño y la atención de mi padre, un hombre introvertido, serio, poco expresivo, lleno de dudas y desconciertos, inteligente en sus respuestas pero poco dedicado a escuchar a sus hijos si no era mediante el informe de reclamos de mi madre. Yo estoy cometiendo el mismo error con los míos, ser padre no es nada fácil.

He priorizado mi rutina de descanso sobre lo que verdaderamente debería importarme, tanto reclame en mi época de juventud el cariño, la atención y la comprensión de mi padre que a pesar de estar conmigo físicamente, la ausencia de su mente siempre me resulto incomprensible, y me he dado cuenta que sin querer, estoy repitiendo el mismo patrón equivocado para con los míos, ser padre no es nada fácil.

Siempre pensé que estaba haciendo las cosas bien, que por ser el “jefe de familia” mis razones son irrefutables, mis decisiones no se cuestionan, e incluso el manejo de mi persona es el correcto sin cometer errores que puedan repercutir en la forma de comunicarse de mis mas grandes amores, ser padre no es nada fácil.

Espero con toda honestidad, estar a tiempo para hacer un esfuerzo máximo y recuperar la confianza que mi descendencia necesita de mi como papá, todos debemos estirar la carreta para el mismo lado, pero el líder debe poner el mayor ejemplo y no lo estoy haciendo como debería, ser padre no es nada fácil.

Quiero aprovechar la oportunidad que la vida gentilmente me ha otorgado, creo que aun puedo ser consiente de mi grave error y convertirlo en un acierto, debo acercarme mas a quienes esperan mucho mas de mi persona, debo cambiar mi forma de ser y brindarles todo el mayor tiempo posible, porque están creciendo rápido y viven la etapa mas difícil de sus vidas, en donde existen mas dudas, yo debo estar presente en cuerpo y alma, ser padre no es nada fácil.

Estamos en la época en la que es valido expresar los sentimientos sin el miedo a ser juzgados por los prejuicios que uno mismo se siembra, mas a los que nos cuesta mucho expresarnos para con nuestros seres queridos, mi padre no me enseño a decir te quiero, no quiero que ese error se siga repitiendo para con los míos, ser padre no es nada fácil.

Ojalá que esto se convierta en una constancia del día en que me decidí a cambiar y reconquistar la confianza de mis más grandes amores, quiero que sus recuerdos sobre mi sean eternos, que se conviertan en memorias vividas con alegría y nostalgia, que cuando las recuerden sean el motivo que las haga sonreír en mi ausencia, que el tiempo que me reste por vivir a su lado, sea motivo de bellos recuerdos y no de malas pesadillas, todo eso depende únicamente de mi, y cuando el resultado sea el esperado entonces podre decir que, ser padre no fue nada fácil, pero que bello será morir en el intento.

 

Anuncios

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s