Solo


El entorno a mi alrededor luce rebosante de alegría, la buena actitud de todos aquellos quienes contagiados por el inicio de un nuevo año se han auto motivado con nuevos sueños y objetivos a perseguir. Todos menos yo…

Sumergido en el abandono de mi propia mente, provocado por la depresión que la domina y me termina entristeciendo como si fuese un efecto secundario, observo la destrucción de todos y cada uno de los pocos sueños que me quedaban por cumplir.

La vida se ha vuelto severa, denostando en el camino que me toca por vivir, una serie de contratiempos que me han cambiado de parecer y me han convencido de olvidar mis metas, ya no poseo las mismas ansias de juventud por crecer y ser adulto, convertirme en alguien importante, o peor aun, ser feliz.

He dejado de lado las cosas que me gustaban y he priorizado las que me mantienen con vida, la verdad, siendo honesto, comienzan a darme el resultado que busco, mas no el que deseo. Soy un cuerpo viviente, con un alma perdida atrapada en mi interior, que busca despertarme de alguna manera, aunque sus intentos resultan en vano conforme pasa el tiempo.

Vivo la vida un día a la vez, siempre preocupado por saber que me depara el futuro y deprimido por no poder cambiar el pasado que pudiese mejorar mi presente. Soy quien soy por las decisiones que he tomado, no puedo culpar a nadie, es solo que a veces mi inseguridad me convence tanto de que pude haber sido mejor e irremediablemente lo heche a perder.

Creo que solo en el momento de mi descanso eterno, mi alma podrá ser realmente libre y feliz, cuando mi cuerpo deje de respirar preocupado y ensimismado por el pasado irreparable o el futuro impredecible.

Solo me queda la esperanza de que el tiempo siempre transcurre, para bien o para mal, el día terminará en algún momento y mi sufrimiento no sera eterno por lo menos hasta que llegue la hora de conciliar mi sueño, mientras mi mente se libera de esas sensaciones extrañas que ahogan mis pensamientos y derrumban mi estado de animo que luce un tanto agotado por el esfuerzo de mantenerse de pie.

Seguiré intentando ser mas fuerte, pelear por mi bienestar interior, eliminar los conflictos emocionales que alimentan el fuego de la depresión que me mantiene cabizbajo, no me dejare vencer tan fácilmente, la pelea esta solo en mi interior, y yo mismo debo aprender a controlarlo para poder ser completa y absolutamente feliz.

No se cuando llegaré a esa meta, pero cuando lo logre, sabre que fue por mi propio esfuerzo y mi decisión, todos a mi alrededor estarán tranquilos al observar la mascara de mi rostro inexpresivo, que no les demuestra la batalla que se esta librando en mi mente, solo soy una persona mas en este mundo de pensamientos incomprendidos.

Anuncios

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s