Juventud divino tesoro


Uno de esos días comunes en mi rutinaria vida, en uno de esos momentos que se asemejan a los espasmos vasovagales, un buen amigo de quien omitiré su nombre durante él medio tiempo de un partido de fútbol, deporte que practico constantemente y del cual soy muy aficionado, me brindaba consejos sobre que movimientos debería hacer para coordinar nuestras posiciones en el campo y defender de la mejor manera posible. Cosa que es bastante normal en un partido de fútbol cuando juegas con jugadores tan jóvenes y que son sumamente competitivos.

Pero la verdadera peculiaridad de esta situación es que, llego un momento en que comencé a dejar de poner atención a los consejos deportivos que me estaba brindando mi compañero y me concentre en la forma en que me lo estaba diciendo, lo gracioso es que al final de la conversación cuando el compañero, con toda la concentración deportiva del mundo, se dio cuenta de que al final de las cosas me reí, el pensó que era porque menospreciaba sus consejos por mi aparente experiencia deportiva, tuve que aclararle que no fue eso lo que provoco mi sonrisa, si no la forma en que se dirigió a mi en todo momento como ” EL DON”.

Siempre se dirigió a mi con un respeto casi diplomático, me aconsejaba, de que manera  y en que momento tenia que hacer mis recorridos dentro del campo, cuando era prudente defender y cuando era optimo atacar, cuando tenia que ir con el pase en corto y cuando con el pase a distancia, en casi todas y cada una de sus oraciones, al final las acompañaba con un “DON”.

Al final de dicha conversación me sentía tan viejo que me pego en mi orgullo deportivo y entre al campo en el segundo tiempo decidido a dar lo mejor de mi… pero me chingue la rodilla :'(,  sin embargo por el nivel de equipo al que estábamos enfrentando y porque estoy jugando en una categoría libre en la que las edades no importan pero obviamente entre mas joven seas mejor, mis piernas y mi condición física no acompañaron a mi ímpetu por demostrar que aun podía competir con la misma calidad y velocidad que se me estaba requiriendo, así que opte por pedir mi cambio y aceptar que el termino DON me esta quedando como anillo al dedo.

El partido termino con una victoria a nuestro favor, victoria en la que obviamente no participe mucho, pero cada que toque el balón dentro del terreno de juego sentía que estaba entregando el máximo, aunque a una velocidad muy diferente de la de los demás XD…

Si después de vagar por algunas paginas web blogueras no han leído algo tan triste como la pequeña historia que les acabo de contar, creo que ha valido la pena compartirles mis últimos días en el ámbito deportivo… pero solo en la categoría libre porque la pasión por mi deporte favorito creo que no la perderé nunca.

Como siempre ustedes tienen la mejor opinión…

Anuncios

2 comentarios sobre “Juventud divino tesoro

Agrega el tuyo

  1. Igual puedes seguir jugando sin exigirte tanto…
    No tiene nada que ver lo que te voy a contar, por ponerle un toque de humor, pero yo noté hace muy poco que me había hecho mayor porque me alojé en un albergue de Lisboa y no era capaz de seguir el ritmo alcohólico de los jóvenes de 20 años. Opté por disminuir la cantidad disimuladamente… jajajaja
    Un abrazo.

    Me gusta

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: