Son Leyendas


En algún otro post hacia referencia a la crueldad incorruptible del tiempo en el fútbol profesional, y este fin de semana quedo mas que demostrado el porque hago mención de esto.

Tres futbolistas de la élite mundial, han decidido decir adiós a las canchas, un arquero considerado por muchos como el mejor del mundo, un delantero que nunca dejo de ser atrevido como un niño y un mago de infinito talento en la media cancha, todos de distintos equipos, viviendo en la misma época para deleite de los que somos amantes del fútbol.

No es una despedida definitiva de los campos de juego por parte de los tres jugadores en comento, si no una despedida de los clubes a los que dedicaron sus mejores años futbolísticos, (si no es que toda su carrera) en ligas y competencias de élite, para comenzar a viajar por el mundo con la poca o mucha magia que el físico les permita, pero con una experiencia mental difícilmente superable.

Dos de ellos se van por la puerta grande, con despedidas sumamente emotivas, manejadas de manera distinta, siendo campeones de sus respectivas ligas, con un historial de títulos obtenidos con sus respectivos equipos, simplemente impresionante, un tercero con una despedida de un jugador que brindo sus mejores años futbolísticos al equipo, salio al mundo a probar suerte, y regreso al club de sus amores pensando que seria tratado como el hijo prodigo del que todos esperaban su regreso para finalmente colgar los botines con el equipo que lo vio nacer, sin embargo el final resulto ser un tanto diferente, fue tratado de manera ingrata por la competencia interna y los objetivos del equipo, ya no necesitaban de sus ya mermadas habilidades, siendo relegado al banquillo durante los últimos tres años como a un abuelo abandonado en el asilo.

Andres Iniesta, Gianluigi Buffon y Fernando Torres, serán nombres recordados por siempre dentro del deporte mas hermoso del mundo, tres leyendas dicen adiós al fútbol de élite, para comenzar a disfrutar su veteranía deportiva, compartiendo su magia por el mundo del fútbol en ligas menos competitivas, el tiempo en el balompié es ingrato, y ya no nos permitirá disfrutar, de las grandes atajadas, los mágicos pases, o los grandes goles de cada uno de ellos.

Un mago infinito del medio campo, un superman protector del marco, y el espíritu de un niño travieso en el ataque, han decidido dar un paso al costado, agradecidos eternamente con sus clubes y el fútbol por haberles permitido vivir el sueño de todo aquel amante del balompié en su mas alto nivel.

No puedo imaginar que estará pasando por sus cabezas con esas despedidas tan llenas de sentimientos, y tan contrastantes a la vez, como el haber cumplido cabalmente y con creces con el objetivo trazado, pero estar obligados a abandonar lo que mas aman porque el físico ya no les rinde, similar a cuando un niño tiene que entrar al salón del colegio por primera vez y observa que su mama tiene que partir.

Su calidad como estrellas del deporte mas hermoso del mundo, es indiscutible, pero su legado estará grabado en los anales del tiempo, para toda la posteridad, para que las generaciones venideras conozcan un poco de la magia que hasta el día de hoy hemos disfrutado de estos monstruos del balompié.

El niño ha crecido, Superman ha emprendido el vuelo a otro mundo, El mago ha dejado de compartirnos su infinito talento en la media cancha, llegarán otros genios, y nuevos super héroes, incluso criaturas indomables, pero la belleza de su fútbol brillara para siempre…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: