El Buen Fin


Es el mes de noviembre, como cada año en México se celebra el denominado BUEN FIN, un fin de semana completo en el que las grandes empresas dedicadas a la venta de enseres domésticos, ropa, juguetería, artículos electrónicos y muchas otras cosas, ponen a disposición de sus clientes multiples ofertas y descuentos en los productos y servicios que ofrecen.

El surgimiento del BUEN FIN se generó con la franca intención de competir con el denominado BLACK FRIDAY estadounidense, según los expertos mercadólogos, al crear el BUEN FIN y celebrarlo estratégicamente un fin de semana antes de que el viernes negro americano ocurra, motivarían a que nosotros y me refiero al público mexicano, gastara sus recursos en comprar artículos en nuestro país y así poder minimizar la fuga de capital monetario al extranjero, por la gente que radica en toda la frontera.

La intención era buena, pero con lo que no contaban los expertos era con el ingenio de algunos cuantos abusivos que aprovecharon para inflar los precios de algunos productos en algunas empresas, perjudicando por completo a quienes los adquirían con una supuesta ventaja, los meses sin intereses.

Aunado a eso, el ofrecimiento de tarjetas de crédito al por mayor, y la necesidad ferviente de adquirir bienes a un precio relativamente cómodo ha terminado por mermar la ya de por si golpeada economía mexicana, que dicho sea de paso y reconociendo que no tenemos una pulcra educación financiera, hemos colaborado con alimentar ese pozo sin fondo que son los bolsillos de las grandes empresas y todos los bancos existentes en nuestro país.

Es en estas fechas en las que es mas fácil adquirir una tarjeta de crédito que obtener justicia de un tribunal, aunque eso suene un tanto ilógico.

Pero dicen por ahí tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata, y también tenemos culpa los que caemos en el anzuelo de las supuestas ofertas de productos infladas y los créditos “chiquitos” para pagar poquito, y nos generamos una deuda mínima a liquidar en5 años, algo bastante fuera de lugar si comparamos ahorrar la misma cantidad, en los mis plazos por el mismo tiempo quizas podriamos adquirir mas y mejores productos por el mismo precio y tiempo inveetido.

Mi mejor consejo para estas épocas en las que el consumismo nos ataca…

1.- NO COMPREN SI NO ES ABSOLUTAMENTE NECESARIO.

2.- NO ADQUIERAN CREDITOS PARA ADQUIRIR DEUDAS.

3.- USEN SU CREDITO SOLAMENTE PARA CUBRIR EMERGENCIAS O EN SU CASO ADQUIRIR UNA DEUDA “CONTROLADA”, una casa, un terreno, un coche nuevo, (PERO NADA MAS U N A DIJEE…)

Recuerden que las deudas y los créditos se pueden convertir en los enemigos número uno si no se saben utilizar.

Mucha suerte y disfruten de un buen fin SIN DEUDAS…

Como siempre ustedes tienen la mejor opinión…

Anuncios

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s