HiroArt


Soy un tipo bastante introvertido, poco sociable, no muy fiestero, en pocas palabras soy bastante rutinario y aburrido, me cuesta mucho encontrar opciones para poder divertirme con la gente que me rodea, en especial con mi familia porque además de no poseer un espíritu motivador, suelo convertirme en un ser bastante intolerante en pocos segundos si tocas las fibras correctas, bastante fastidioso pues.

Sin embargo recordé que hace muchísimos años cuando era bastante mas joven, me gustaba dibujar, aunque no contaba con muchos recursos para desarrollar un potencial que siendo humildes, pudo haberme mantenido cómodamente, solo que eso es historia aparte.

La motivación por dibujar volvió a mis manos por una razón especial, mis descendientes, se han interesado fervientemente en el arte del trazo y la pintura, además de que existe en mi persona un interés paternal de motivar a esos seres de luz que iluminan mi vida,  a elegir alguna tarea que atraiga su interés sea cual sea su preferencia, en este caso, aparte de sentirme identificado, recordé una habilidad descubierta en mi época de la infancia, la cual por falta de tiempo y miles de pretextos mas, había dejado en el olvido.

Para mi fortuna, el interés en este arte ha permanecido en mis descendientes, aunque de manera muy ligera quizás hasta un tanto pasiva, pero firme, en una mas que en la otra, algo que quizás sea culpa atribuible a mi persona por no poder proporcionarles los medios suficientes para desarrollar ese talento escondido y llevarlo a otro nivel, aunque no sea intencional de mi parte.

Tratando de ser objetivo y dejando del lado el concepto de “papá gallina” (y con decir gallina no me refiero a ser miedoso) creo que a pesar de que se pudiera realizar una crítica al dibujo final, para mi gusto personal, el resultado es bastante satisfactorio considerando que es el primer dibujo de este tipo y de semejantes dimensiones para la edad que posee actualmente.

Cabe mencionar, que la cámara del celular con el que fueron tomadas las fotografías, no ayuda mucho a preservar los verdaderos colores plasmados en esta pequeña obra de arte, pero a final de cuentas, creo que puedo sentirme mas orgulloso de lo que ya estoy por ver la capacidad creativa de mis descendientes, (aunque con un poquito de ayuda de su servidor como una especie de “guía”), que criticar los posibles errores que puedan percibirse.

Palabras más palabras menos, aquí les dejo una mini galería de la belleza artística en la que fue transformada una de las puertas de mi casa, su casa, por la futura estrella de las galerías y museos internacionales… HiroArt

Como siempre ustedes tienen la mejor opinión…

Anuncios

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s