Problemas de concentración


Hace un par de días, en mi trabajo, cometí un error que podría considerarse de “novato”, generalmente no me cuesta concentrarme en lo que hago, pero en esta ocasión, la totalidad del problema fue por mi absoluta falta de concentración. Queda más que claro la frase “siempre existe una primera vez”, eso fue lo que me sucedió.

Como no me gusta cometer errores en mi área de trabajo, y sobra decir que mi personalidad, sumamente preocupante y hasta un tanto depresiva por pensar en los errores del pasado que YA NO PUEDO RESOLVER no me ayuda en nada, mi estrés se dispara de sobremanera, lo cual no es para nada bueno.

Leyendo muchísimo acerca de la existencia de posibles métodos y consejos para mejorar mi concentración y no volver a cometer esos errores, descubrí algunos puntos sumamente interesantes que intentaré incorporar a mi rutina diaria para evitar posibles complicaciones posteriores por falta de concentración.

Los consejos van desde, eliminar distracciones en tu área de trabajo, NO OMITIR LOS DESCANSOS, incluso algunos aconsejan apagar el celular para evitar distraerte, ser mas organizado, establecer prioridades en cuanto a tus tareas laborales, identificar las prioridades del día, distinguir las tareas complejas de las tareas mecánicas, entre muchas otras cosas…

Lo que verdaderamente llamo muchísimo mi atención fue una frase que establecían en uno de los puntos la cual textualmente les comparto…

  • ¡FUERA PREOCUPACIONES!

y creo que obvio ese era el punto que estaba buscando, ya no quiero mantenerme preocupado por cosas que no voy a poder resolver, tengan o no tengan remedio, pero en si, no fue el consejo lo que me hizo reaccionar, si no una frase escrita al final, la cual ahora les comparto…

<<Si tu mal tiene remedio, ¿Por qué te preocupas?; Si no lo tiene, ¿Por qué te preocupas?>>

– Proverbio Oriental –

La frase me sacudió de manera inesperada, no encuentro algún argumento valido para refutar la certeza de este proverbio, de nada me sirve preocuparme en cualquiera de los dos casos, y créanme, las preocupaciones llegan a ser tan poderosas y severas que incluso mi subconsciente lo percibe, y me hace saber que las cosas que pienso y que se que no puedo resolver o que, tienen remedio pero, por estar preocupado no actúo ni las resuelvo, solo me mortifican.

Ahora se que tengo que cambiar, esa manera de estar analizando continuamente los errores cometidos en el pasado solo me contamina, y no me deja avanzar; de nada me sirve mantenerme pendiente de algo que no puedo cambiar, tengo que mantener mi concentración en los nuevos objetivos, en las nuevas situaciones posibles, y  reaccionar sobre las situaciones que he dejado pendientes de resolver, mismas que pueden afectar mi futuro de manera negativa.

De hoy en adelante tengo que decir.. FUERA MORTIFICACIONES

“Como siempre ustedes tienen la mejor opinión…”

Anuncios

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s