Micro cuento – Día 3 Un paso a la vez


La estrategia defensiva y conocer a mis aliados, mantienen mi mente ocupada

Hemos logrado ganar terreno, muy poco, pero es como el oro puro, escaso, pero valioso

Por momentos durante la batalla, algunos de mis aliados parecen flaquear ante los embates de la tormenta que se avecina

Esos vientos iniciales que anuncian la llegada inminente del ojo del huracán, traen consigo parte de su siguiente ataque, confundiéndose con el viento esos inevitables aromas que intentan desconcentrarme

El objetivo no ha cambiado, 86.5 debe desaparecer

 

La cuerda se mantiene atada y firme, me aferro con fuerza

El miedo parece invadirme por momentos, aun así, no debo retroceder

Las coincidencias existen, y por el momento están de mi lado

Alimentan a mi mercenaria confianza que parece estar motivada a seguirme

No existe nada seguro

 

Es pronto para cantar victoria, esto apenas comienza

Será un viaje muy largo, y muy complejo, la atención debe ser permanente

Extrañamente no he sentido los embates de los primeros ataques de mis enemigos invisibles

Pronto sucederá, debo seguir firme

 

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s