Escribir para empezar a escribir


Suena a paradoja, sin embargo, muchos de los que amamos escribir en la red, constantemente somos víctimas de la falta de motivación, es difícil mantenerse casi de manera permanente creando contenido nuevo, que resulte atractivo para el público, que, en estas épocas, esta ávido de conocer temas diferentes de manera voraz; y hacerlo todos los días puede convertirse en una verdadera proeza lograrlo.

Existen todo tipo de consejos y tips en internet, para ayudarnos a obtener ideas creativas, motivadoras, innovadoras, incluso cursos y tutoriales paso a paso sobre que temas puedes escribir, y no solo eso, sino también, existen algunas recomendaciones sobre el feng shui que debe prevalecer en tu pequeño rincón designado para escribir.

Independientemente de la situación, aunque todos los consejos resultan ser muy útiles cuando se siguen al pie de la letra, y se ponen en práctica, existe uno en particular que personalmente me ha resultado muy gratificante y satisfactorio a la vez: escribir.

Así es, escribir para empezar a escribir, tal y como el título de esta publicación lo señala, cuando ya revise varios blogs, portales de internet, noticias, temas, sugerencias, incluso moví el feng shui de mi lugar sagrado destinado para la escritura y nada de esto resulta, basta con empezar a escribir, por muy absurdo que esto suene; así es, una palabra, una frase, una letra que al principio pareciera no tener sentido, es la llave para empezar a desarrollar una idea que yace perdida en el limbo de mis pensamientos esperando a la primera oportunidad para salir a la luz.

Esta entrada es la prueba fehaciente de que esta técnica tan sencilla me ha dado resultado, es probable que si esta técnica de “solo comenzar por comenzar” se aplica en otros ámbitos de nuestra vida personal, puede que también funcione en otras situaciones o circunstancias.

A veces nos quedamos ensimismados en analizar tanto una situación, que perdemos demasiado tiempo tratando de controlar las variables que se nos pueden presentar en el camino, esto provoca que, como dicen por ahí, le demos demasiadas vueltas al asunto y terminemos atascados en el mismo circulo en donde comenzamos.

En cambio, si solo comenzamos por el principio, sin pensar tanto en el recorrido del trayecto, pero sin olvidarnos del objetivo final que pretendemos alcanzar, cualquiera que este sea, me atrevo a decir que “la llevan de ganar”.

A veces no es necesario analizar tanto, lo importante es atreverse a comenzar… ya después el tiempo dirá…

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s