El Atrapasueños


Son las 3 de la mañana y no he podido conciliar el sueño, la luna, tan lejana y majestuosa, desde lo mas alto del cielo nocturno, refleja su tenue luz sobre mi ventana iluminando mi rostro sutilmente, como si intentara arrullarme, sus esfuerzos resultan en vano porque no lo consigue. Permanezco sentado en mi cama observándola por mucho rato, con una mirada desconcertada y distante a la vez, buscando una respuesta del porque de mi distracción que se que nunca llegará.

Sin quererlo, noto que las estrellas destellan con cierta intensidad; en mi insólita y absurda imaginación se asemejan a un conglomerado grupo de gente conversando entre si, saludando y sonriéndose unos a otros, desinteresados en absoluto por la ausencia de mi sueño.

Intento cerrar los ojos y respiro profundamente tratando de concentrarme en poder descansar, algo me lo impide, percibo que fue una pesadilla lo que provocó que despertara tan súbitamente, pero no conservo recuerdo alguno sobre que fue lo que soñé. La combinación de la noche, la oscuridad y las sombras, se conjugan para juguetear con mi asustadiza mente. Sombras en las paredes, figuras en las ventanas, incitan en mi esa terrible sensación de que estoy siendo observado por entes del mas allá.

No le doy importancia y busco enfocar la vista en un punto sobre la pared, reviso los consejos para conciliar el sueño que estoy seguro deben estar perdidos en algún lugar de mi cabeza, lo que la gente llama el baúl de los recuerdos, al fondo con una luz intensamente brillante, sumergida entre las pesadillas mas grandes y los sueños negativos mas efímeros de mi ser, surge un adminículo que yo no recordaba… un atrapasueños.

Ahora que lo he encontrado, mi espíritu se embarga de una tranquilidad sumamente apacible, esa sensación similar al momento exacto en que sientes que tus oraciones son escuchadas, una paz infinita e indescriptible, conozco su historia y su leyenda y ahora sé porque conservo su recuerdo en mi cabeza. Una vez colocado el atrapasueños en el lugar que le corresponde, mi temor hacia los sueños mas obscuros desaparece. Sin pensarlo demasiado, mi cuerpo, convencido plenamente por la idea estructurada en mis pensamientos, comienza a relajarse, cierro mis ojos acompañados de una pequeña sonrisa anunciando un triunfo placentero en mi interior sobre los sueños e ideas negativos.

Llega el tan ansiado primer bostezo, el atrapasueños comienza su enigmática y misteriosa magia, a los primeros indicios de una pesadilla, su red entretejida se interpone con valentía y ahínco, evitando que se mezclen en mi cabeza e interrumpan mi cálido y apacible sueño. Su protección es infinitamente eficiente, tan es así que las horas de sueño me parecen insuficientes. Todo sucede tan de pronto que, ahora que he despertado, la luna y sus amigas las estrellas se han marchado, el sol con su radiante brillo entra por mi ventana, mi momento de descanso fue tan reconfortante y agradable que me pareció un suspiro. Mi energía y mis sueños de aprovechar este día haciendo lo mejor han vuelto a mi.

De ahora en adelante estoy dispuesto a confiar mis sueños, ideas y pensamientos positivos en las manos de ese pequeño adminículo llamado atrapasueños…

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s