Identidad


He tomado esta página como si fueran aquellos años en los qué, encontrabas un viejo libro empolvado en el fondo del ático o en el baúl de los recuerdos de la abuela; la razón, es simple, y es porque llevo mucho tiempo sin escribir, la sensación es muy similar al desempolvar mi cabeza.

He notado que me he vuelto un tanto tímido al plasmar mis ideas en palabra escrita, buscando siempre agradar a aquellas personas que por alguna razón llegan a visitar mi sitio y encuentran en él, algo que de verdad les interese; he desarrollado un miedo cuasi permanente a escribir algo que no represente mis gustos, mi forma de pensar, o sentir, que no resulte ofensivo para quien por accidente pudiera leerlo, que sea agradable, enigmático, interesante, o que provoque que el lector se identifique con el tema y se decida a regalarme parte de su tiempo dejando un comentario en el sitio.

Todos esos “síntomas” ó “estándares” ó “reglas no escritas”, por llamarlos de alguna manera, han desarrollado en mi persona, una forma de ser un tanto distinta a lo que considero mi verdadera esencia, siento que por momentos me estoy dejando llevar por la corriente, como si abandonara mis ideas por mantenerme dentro de las reglas no escritas que dicta la “cibersociedad”, esa que juzga con indice de fuego el simple hecho de escribir sin acento la palabra índice y no la percibe hasta que no termina de leer este renglón.

Vivo pegado al auto-corrector de google, con una cantidad infinita de diccionarios, he dejado de confiar en mis conocimientos para terminar siempre corroborándolos con el buscador mas importante a nivel mundial, quien al final es el que prácticamente termina por decidir si he escrito correctamente mi oración o no.

El pensar tanto las cosas, el darle tantas vueltas al asunto, el tomar decisiones después de analizar todos los panoramas posibles, una, otra y otra vez, hasta quedar plenamente convencidos de que se tomara la decisión correcta, y aun así, tener ese temor de querer hacer las cosas lo mejor posible termina por convertirse en algo sumamente peligroso para la salud, algo que los expertos llaman trastorno de ansiedad.

Me he vuelto inseguro, desconfiado, preocupado, no sé si son las consecuencias de compartir este hobby por poco mas de 6 años ó también pudiera atribuírselo a mi edad que no ayuda, siento que he perdido ese arrojo o esa “valentía” de juventud con la que el exceso de confianza me llevaba de la mano a conseguir mis objetivos, esa arrogancia que por momentos resultaba peligrosamente contagiosa, por que siendo analíticos, era como lanzar una moneda al aire, sin embargo la confianza de sentir que las cosas iban a fluir en la dirección que más me convenía me permitían vivir sin tanto estrés, y por momentos extraño eso.

No es que diga que no estoy a gusto con ser quien soy, no estoy refunfuñando por estar pasando un mal momento, de hecho, no escribo motivado por el enojo ó por alguna molestia previa, me siento bien, estoy tranquilo, consiente de todas y cada una de las palabras que aquí escribo, solo es mi sentir para liberar algo de presión en mi cabeza.

Fui criado a la antigua usanza, con chancla voladora y cinturón psicológico, por lo que tengo una firme convicción sobre el respeto a las reglas a raja tabla desde que era pequeño, aunque siendo honestos, a veces me cuesta contener el impulso de querer romperlas, porque mi subconsciente me dice que debo ser único, y ser único, en algunos casos, puede resultar incómodo para los demás.

Esa disyuntiva de encontrar mi propia identidad a través de las palabras, sin importar el que dirán, es lo que permanentemente da vueltas en mi cabeza, será positivo? , será negativo? , valdrá la pena liberar al tigre en mi interior y desatar su furia plasmando esa intensidad en mis palabras ?… ansiedad en ascenso.

Sé que personalmente resultará muy liberador, pero siento que he dirigido mi vida por un camino distinto al que idealizaba cuando era niño, cuando soñaba con ser feliz siempre y el ser feliz era tener mucho dinero para que mis padres ya no sufrieran cada semana por tener que comer. Hoy las cosas son distintas, pero no es gracias a mi.

Estoy en una etapa en qué mi preocupación está encaminada a ofrecer la mayor comodidad posible para mi familia, y se de antemano que me falta muchísimo para “jactarme” de que mi familia este verdaderamente cómoda en todos los sentidos, y eso me presiona por considerar que no he tomado las decisiones correctas para estar en el lugar que quiero y necesito.

Sin embargo he de decir que nunca me he rendido, ni pienso hacerlo ahora, solo quiero dar un paso más firme y valorarme como persona, por mis conocimientos, mis capacidades, mis estudios, y mi experiencia, por mi familia y por mi propia persona.

Quiero dar vuelta a la página y dejar de pensar que todo lo que me sucede es por alguna extraña aura negativa que se apodera de mí, quiero ser positivo, quiero ser admirado, quiero ser importante en todos los sentidos, quizás me falta ambición o solo es el temor de hacer las cosas el que no me permite progresar, pero ya no quiero dejar pasar el tiempo, ya no puedo dejar pasar más tiempo.

Debo de enorgullecerme de mi trabajo, sea bueno o sea malo, sea simple o sea complejo, lo importante es que lo hice con la firme y permanente convicción de haberlo hecho lo mejor posible.

Espero con mucha fe que estas palabras no queden en el limbo de mis recuerdos y me motiven a cambiar mi perspectiva de vida para poder mejorar a corto plazo, porque sé que el tiempo ya no esta de mi lado.

Deseo que así sea…

Foto de James Sutton en Pexels

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s