¿Que he hecho con mi vida?


Que tan especial debe ser alguien para  poder recibir un homenaje, ó quizás convertirse en el ídolo de la infancia de un niño, el ejemplo a seguir de un centenar de personas, un líder natural que sea seguido y admirado solo por su ejemplo en lugar de sus palabras, ese ser especial capaz de poner a un estadio de pie con una simple acción de su talento, convertir su pasión en lo mejor que le puede haber pasado en la vida y poder vivir de esa pasión disfrutando lo que hace, es una sensación que yo desconozco.

Que porque saco este tema, no lo sé, simplemente me llegó a la cabeza, voy a decir algo que no creo necesario comentarlo o hacer un circo del mismo, hace un par de días, acabo de ser diagnosticado como “POSITIVO PARA COVID”, y digo que no viene al caso mencionarlo, pero me han dicho que está enfermedad tan desconocida resulta que también te puede afectar de manera psicológica, y me atrevo a decir que para mí en este inicio de mi lucha por sobrevivir fue devastador recibir el diagnóstico, POSITIVO, está palabra se ha convertido en todo lo contrario para mí salud y lejos de hundirme en las garras de la tristeza quiero sacarle provecho a la situación de estar convaleciente.

Quizás es la misma enfermedad que me ha hecho llegar a pensar en una pregunta en particular, ¿Que he hecho con mi vida?

Dicen que estar viendo a la muerte a los ojos te hace querer retroceder el tiempo, te obliga a valorar lo poco o mucho que has conseguido, te hace sentir que necesitas dedicarle más horas a lo que realmente te atrae, te gusta, te apasiona o de verdad amas.

Lejos de una crítica, me gustaría saber si por lo menos dejaré huella con mi paso por está tierra, con el camino andado hasta el día de hoy, por supuesto no quiero caer en la tristeza apesar de la incertidumbre de si seguiré en este mundo o habrá llegado el momento de despedirse.

Realmente he hecho algo importante con mi vida, la he disfrutado de verdad, porque cada que escribo y después por circunstancias extrañas me leo, siento que soy una persona llena de odio, rencor, frustración y pensamientos negativos, ¿que porque lo digo?, eso es fácil de responder, quizás porque viví una infancia difícil y llena de carencias, muy dura por la disciplina de valor y respeto familiar impuesta a punta de golpes y regaños, errores graves cometidos en mi desorientada y efímera adolescencia por estupideces detestables cometidas hacia mis seres queridos durante esos años, mi carácter se volvió duro a una edad muy temprana, era como una pequeña nuez, con una cáscara durísima por fuera, pero que por dentro pedía a gritos comprensión, orientación y ayuda, misma que siempre se quedaba ahogada en un grito desesperado que a lo mucho que lograba liberar de mi alma era una lágrima a solas y escondido de todo el mundo.

Cada que escucho hablar a alguna persona que dice que se acuerda de “la raza del barrio” y dicen yo conocí a tal o cuál persona, estuvo conmigo en la primaria, jugábamos juntos, hacíamos tal y cual cosa, yo no tengo esos recuerdos, y se que nadie me recuerda a mi, la secundaria fue la época más difícil, tuve algún par de peleas, nada serio o que pusiera en peligro mi vida, pero si me hize sentir cuando fue necesario defenderme, no por nada se formó esa cáscara de doble capa encima.

De la prepa no puedo hablar mucho, fue muy rápido y realmente fue mas una necesidad de continuar con mis estudios y por sus periodos tan cortos de clases era prácticamente imposible conseguir amistades que hacerse de enemigos rápido.

En la universidad tuve dos etapas y de esos dos momentos puedo decir que aún conservo un par de buenos amigos, quizás porque ya por la edad, notas otras cosas que en verdad te hacen sentir bien, valoras que se acuerden de ti como una buena persona, o que te consideraran con cualquier palabra que hablara bien de ti, y eso se empieza a apreciar, quizás ya demasiado tarde.

Siento en este momento que le he dedicado demasiado tiempo a mi trabajo, llevo 20 años de mi vida deambulando en un lugar que es como yo, una nuez, solo que está nuez es digna de admirarse, pero solo por fuera, porque por dentro, digámoslo así, “nada es comestible”, mi nuez es todo lo contrario y hoy por hoy me siento atrapado entre dejar todo el tiempo invertido en ese lugar, que para mí gusto personal, me ha dejado un muy pequeño progreso, además de la seguridad aparente por la experiencia adquirida ó el miedo a tomar el riesgo de comenzar de nuevo en algún otro lugar por ya no tener ni el deseo ni la edad ni la energía suficiente para poder hacerlo.

Pienso en esa cantidad de tiempo invertido y me digo, realmente ha valido la pena ?, estoy en el lugar correcto?, es realmente lo que deseaba hacer con mi vida?, Se ha cumplido alguno de mis sueños?.

Siendo honesto no me siento satisfecho, he tomado muchas malas decisiones y algunas otras las he dejado pasar por miedo o por estar dedicando mi tiempo a cosas sin ningún sentido con la esperanza de que cambiarán para mi fortuna. Tremenda estupidez.

Me he conseguido una cantidad de enemigos innecesarios, por circunstancias diferentes, algunos por pensar distinto, algunos por mi carácter, otros por no permitirles tratar de menospreciarme, y algunos otros porque simplemente no hicimos click, nos caemos mal y punto. Ahora veo que las razones expuestas pueden ser debatibles y en algunos casos hasta solucionables pero nunca había sentido la necesidad de hacerlo, quizás ahora que me encuentro en medio de continuar con mi vida o convertirme en parte de una estadística que no es una motivación ni un orgullo para nadie, sea momento de reaccionar diferente.

No todo ha sido malo, hay cosas que apenas empiezo a valorar y disfrutar hacerlas, si sobrevivo a esto, que estoy seguro que así lo haré, me prometo a mi yo de un par de meses en el futuro que pondré más atención y empeño en las cosas que de verdad me gusta hacer, en lugar de las que debo hacer, es tiempo de pensar más en mi que en los demás, no por egoísta sino para que las personas que realmente necesito en mi vida estén felices de que yo esté de nuevo de pie.

Hay que sacar de lo POSITIVO, lo POSITIVO… ojalá que está no sea la última vez que escriba… Y si es así, pues ha sido un placer…

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Seguro que no es la última ☺️

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo deseo con todo el corazón

      Me gusta

    2. Laura dice:

      Un placer compañero y dejas una gran huella, grandes y muy bonitos recuerdos, siempre te admiré y te lo dije muchas veces, por esa entrega que tenías, porque no había algo que no pudieras solucionar, te decía eres un todologo a todo le sabes, me gustaba tu humor negro, jaja esa seriedad pero detrás de eso siempre la risa y buena onda de tu parte

      Le gusta a 1 persona

  2. con tu vida es hecho….lo justo y necesario para dejar una huella en todos los que te han rodeado, amigos, enemigos, quienes nos aman o nos odian, hemos tocado sus vidas, hemos dejado una huella, tal vez de luz , tal vez de sombra y al escribir rompemos con los limites de nuestra finitud, pues es allí vamos allá de ser solo una nota a pie de página en el gran esquema de la vida…no sé como decirte que tengas fe cuando yo siempre he carecido de ella…pero creo que al final somos parte de este ciclo que es la vida y seguiremos leyendo y escribiendo y llegarás a un nuevo día…Besos al vacío desde el vacío…hermano

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tan hermosas palabras, y espero dar un paso a la vez en esta terrible lucha, quiero continuar dejando una huella, de luz o de sombra… Un abrazo al vacío

      Le gusta a 1 persona

  3. Liza dice:

    DIOS TE RECIBIÓ CON LOS BRAZOS ABIERTOS MI AMIGO 🙏🏼😭 QEPD BLOGUERO SOLITARIO 🙏🏼

    Me gusta

  4. ALEYDA dice:

    Nos duele infinitamente tu perdida, esperando que un día Dios nos permita volver a verte…te amamos por siempre ❤️

    Me gusta

  5. Benito Martinez Miguel dice:

    Sabias palabras Alex…dejaste huella…al menos en mi persona cuando te acercabas y me dabas algun consejo en el momento apropiado…GRACIAS MUCHAS GRACIAS GRAN COMPAÑERO LABORAL Y GRAN SER HUMANO!

    Me gusta

  6. Rita Soto Madrid dice:

    Lo último que escribiste mi niño no lo puedo creer no lo puedo aceptar que te ayas ido Te Amo siempre en mi corazón besos asta el cielo

    Me gusta

Si te gustó el tema déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s