Aprovechando el tiempo

Después de un maremoto de emociones derivado de diversas situaciones tanto laborales como personales y de haber sobrevivido al estrés provocado por las situaciones en comento, estoy aquí de nueva cuenta, aprovechando el tiempo.

En esta nueva etapa de mi vida, en la que sufrí un “revés” importante en mi vida laboral y “económica”, por una decisión superior en la que cabe aclarar, no existe una causa atribuible a mi persona, sin embargo fui afectado directamente, he buscado la manera de sacar lo mejor de ese cambio inesperado y convertirlo en algo positivo para el bien tanto personal como el familiar, que a final de cuentas es lo que verdaderamente interesa.

Todo ocurrió en un lapso de tiempo muy corto, la decisión tomada, el cambio repentino, la evaluación de la situación, los riesgos y los beneficios que todo eso conlleva, aunado al estrés de la toma de tan relevante decisión, se convirtieron en una especie de huracán vertiginoso que por poco me toma desprevenido.

Aun es pronto como para saber si la decisión tomada por mi persona fue la mejor, eso solo el tiempo lo dirá, pero si algo puedo asegurar es que me siento mas tranquilo, mas positivo, puesto que el cambio antes mencionado me ha permitido reintegrarme a otras actividades que tuve que dejar de lado por falta de tiempo. Una de ellas, mi hobby por la escritura.

Me siento con mayor animo por realizar varias actividades durante el día, aunque por momentos el físico me quiere amarrar a mi vida sedentaria, siento que estoy aprovechando mas el tiempo y no vivo sumergido en los pensamientos depresivos y en algunos casos hasta suicidas que suelo desarrollar por el simple hecho de no mantener la mente ocupada.

Si bien es cierto, mantengo mis aspiraciones por ser alguien que pueda proveer una vida cómoda a mi familia, creo que hoy, eh entendido que aprovechar el tiempo es fundamental para cumplir cualquier meta que te propongas, lo único que cambia es la distancia del camino para llegar a ella.

Estoy desarrollando una enorme creencia en el pensamiento positivo, no he permitido que mi mente tenga un espacio en la que pueda pensar cosas sin sentido, y que solo me hacen creer en una vida miserable, anhelando aquello que deseo pero no permitiéndome dedicarle mi esfuerzo para lograr el objetivo.

Hoy me siento con mas animo para hacer las cosas, pretendo ser un poco mas arrojado, eliminar miedos que me impidan progresar, intentare no preocuparme sin razón aparente, y permitiré que las cosas fluyan, para que así pueda aprovechar el tiempo que tengo de vida.

He decidido divertirme, no pensar para no preocuparme, hacer las cosas “para ver que sale” y el resultado que surja de ellas, afrontarlo como un nuevo reto por resolver, para así desarrollar una habilidad de pensamiento positivo y analítico que tanta falta me hace aunque me cueste toda una vida, me divertiré durante el recorrido, aprovechando el tiempo.

Soy aquel quien digo ser, solo que he evolucionado.

Como siempre ustedes tienen la mejor opinión…

Anuncios

Mi travesía

Creo en la existencia de un espíritu en mi interior, ese ser que motiva el movimiento natural de mi cuerpo, esa sensación extraña que me hace despertar cada mañana con el deseo firme de conquistar el pequeño universo en el que me ha tocado vivir.

En ocasiones el humor de su eterno y único “transporte de aventuras”, contrasta con el pensamiento positivo de mi espíritu, mi cuerpo reniega mal humorado por tener que obedecer los deseos de movimiento de mi espíritu, como niño enojado haciendo berrinche, aunque al final la energía positiva emitida por el motivador, se convierta en combustible natural para ese negado, viejo y un tanto oxidado “transporte de aventuras”.

Se debe alimentar el espíritu, dicen algunos, con pensamientos positivos, buenas vibras, y energías sanas, eso lo enriquece, ademas lo hace feliz, solo que conseguir ese alimento a veces resulta muy difícil, sobre todo viviendo en un mundo lleno de conflictos de toda índole, capaces de generar un ambiente tan negativo que el alimento termina escaseando.

Sin embargo, tengo total y absoluta fe, en que siempre exista una pequeña sonrisa que proporcione una fuente de alimento inagotable para ese espíritu sediento de buenos sentimientos y bellas sensaciones. Siempre con la esperanza de que el deseo de vivir un día a la vez no se convierta en un fastidio en lugar de disfrutarlo como una nueva aventura.

Es común que cuando nuestro único e inigualable “transporte de aventuras”, por la dura travesía, comienza a sentir que es tiempo de terminar de rodar por los caminos de la vida, nuestro espíritu se vuelve mas sincero y pretende aprovechar al máximo hasta el ultimo instante de su largo viaje, abriendo su corazón y conectándolo con el ferviente deseo de su alma de liberarse de cualquier sensación extraña que no le permita descansar eternamente.

El ser siempre positivo, y saber que el final de la travesía se acerca, provoca una sensación extraña en nuestro espíritu, que lo hace decir todo lo que siente sin tapujos, pedir disculpas de corazón si es necesario con tal de no dejar nada pendiente y terminar el viaje sin complejos, a sabiendas que el irremediable final esta cerca y no abra una nueva oportunidad para expresarse.

Hasta aquí he llegado, espero haberlos motivado con una lectura positiva como hoy mi espíritu lo hace con mi viejo y achacoso transporte de aventuras, espero que aun me falte un largo camino por recorrer, se que cada vez será mas lento, el camino mas escabroso y la distancia recorrida sera cada vez menor, pero el entusiasmo no debe disminuir, si bien es cierto la fuerza motriz ira desapareciendo conforme pase el tiempo, la voluntad de seguir avanzando siempre será mayor, aunque el fin del viaje este cerca.

Como siempre ustedes tienen la mejor opinión…

 

 

 

 

Autocrítica

Dicen que los artistas que nacieron con el talento de la creatividad no necesitan buscar algo que los motive para hacer lo que les apasiona, simplemente comienzan a hacerlo y conforme a las vicisitudes y directrices que vaya tomando el tema no planeado actúan en consecuencia.

Para los que gustamos de la escritura, y carecemos de ese talento, nos cuesta mucho encontrar algún tema que:

1.- Nos resulte interesante

2.- Le resulte interesante a la persona que lo pudiese leer

3.- Sea algún tema en el que se tenga cierta experiencia, o conocimiento o un poco de cultura general.

4.- Sea tan motivante como para compartirlo.

Eso sin contar que como escritores debemos encontrarnos en un momento “ZEN” de nuestra vida, tranquilos, relajados, con la intención natural (no forzada) y las ganas de escribir, lo que a veces resulta un tanto complicado para los que por razones obvias y por carecer del talento real como para vivir de algo que te apasiona, tenemos que trabajar en algo ajeno a nuestro hobby.

Existen consejos de algunos artistas e incluso paginas web como PICTOLINE.COM que mencionan que los artistas reales y verdaderos no necesitan ningún tipo de motivación, solo comienzan con una intención certera, “terminar lo que iniciaste”, no importando el resultado.

Es en base a ese concepto que la gente con el sentido de la creatividad extremadamente desarrollado termina por ser exitoso, no se autocritica durante el proceso de creación, lo hace únicamente en la terminación. Fácil, si les convence lo comparten, si no les gusta lo destruyen.

A cuantos de nosotros que no somos artistas, nos ha ocurrido que iniciamos un proyecto, de cualquier índole, desde pintar la casa, arreglar nuestro coche, ayudar con la tarea a los hijos, estudiar una carrera, aprender a tocar guitarra, o cualquier otra actividad que se nos ocurra, pero somos severamente autocríticos en nuestros inicios que terminamos por derrotarnos nosotros mismos.

Por ejemplo, supongamos que nos gusta la música, y un día amanecimos plenamente decididos a tocar guitarra porque vimos un video del señor CARLOS SANTANA o el solo de SLASH en la canción de NOVEMBER RAIN de GUNS N´ROSES, Los primeros días en los que aprendes un circulo piensas que esta sencillo, pero ya nada mas te quieren enseñar a tocar con cejilla y dices, la vida es injusta… es en ese momento en que decides terminar lo que acabas de iniciar únicamente por tu autocritica.

Seria diferente si al final del curso evaluáramos si realmente aprendimos a hacerlo bien y el resultado termina por convencerte. Eso hace la diferencia de los verdaderos artistas a los simples mortales como yo.

Hasta este párrafo me acabo de dar cuenta que seguí el consejo sin querer, he terminado un tema mas para mi blog y el resultado me agrada, creo que no necesite una motivación como tal o seguir un protocolo inexistente, y la verdad fue sencillo.

“Critiquemos nuestros resultados, no nuestros inicios… eso es la verdadera autocrítica”

Como siempre ustedes tienen la mejor opinión…

El poder del miedo

Dicen que toda la vida estaremos propensos a sufrir por el miedo, toda aquella sensación extraña, desconocida o indescriptible, que sea capaz de detonar un frio escalofriante y estremecedor capaz de apoderarse de todos nuestros sentidos se la achacamos al miedo.

En ocasiones, el miedo puede volverse tan poderoso, que si bien puede provocar una paralización casi total del cuerpo,  también es capaz de provocar una descarga de adrenalina que te permita reaccionar de manera positiva bajo situaciones de riesgo.

Siendo fanático del cine, aunque nunca seré un experto en la materia, el miedo es descrito no solo como algo terrorífico, si no también como algo que mal influenciado puede volverse devastador, tal es el ejemplo del personaje de linterna verde cuya fuerza interior proviene de la voluntad de las personas almacenada en una batería, pero su peor enemigo parallax se alimenta del miedo proveniente del interior de las almas de las personas que según los propios guardianes del universo, puede llegar a ser aun mas poderoso que la voluntad misma. Esta afirmación de parte del comic, no esta del todo errada en la vida real.

Algunas habilidades pueden ser desarrolladas para convertir el miedo en un detonante y no un paralizante, por ejemplo, en las artes marciales se nos enseña a utilizar el miedo como un factor motivante y provocador de adrenalina para elevar nuestro nivel de concentración al máximo a la hora de atacar o defenderse según sea el caso. A diferencia de quienes no practican o desarrollan ninguna habilidad para contrarrestarle, el miedo puede convertirse en un veneno capaz de paralizar nuestro cuerpo casi por completo en alguna situación de riesgo.

Incluso en el rango de la rutina diaria, en ocasiones, el miedo a llevar acabo proyectos que requieran de trabajo, tiempo y esfuerzo,  puede convertirse en el mejor justificante para inventar las peores excusas, por muy trivial que esto suene.

La conclusión sobre el poder del miedo, radica en que, aprender a utilizarlo como ventaja, puede llevar mucho tiempo y esfuerzo, pero siempre debemos recordar que todo ser humano en el mundo ha sentido miedo alguna vez, lo que lo hace diferente es su capacidad de utilizarlo en su propio perjuicio o beneficio.

El poder del miedo, tiene dos caras, una catapulta que te impulsa a enfrentar los peores retos, o una barrera que detendrá tus mas grandes ilusiones.

(By El Bloguero Solitario)

Como siempre ustedes tienen la mejor opinión…

 

 

Un rincón del universo

Dicen que ningún ser humano en el mundo tiene el poder de cambiar las circunstancias de la vida, y por mi manera de pensar, mi forma de ser, de la que puedo decir es un tanto conformista, y quizás por tratar de darle gusto a la gente de manera equivocada, puedo compartir ese punto de vista tan contaminantemente negativo.

Imaginar que no existe ni una sola posibilidad de cambiar la historia, las circunstancias, el modo de pensar o el modo de vivir, de los demás es algo que las élites mundiales o gubernamentales quieren hacernos creer con tal de sumergirnos en un mundo sumamente limitado y controlado.

Pero tengo la certeza que existe ese pequeño rincón del universo en el que si podemos hacer el cambio, ese lugar único en donde solo el poder de la voluntad inquebrantable y la firmeza de un deseo esperanzador se unen para formar una idea que puede cambiar nuestras vidas un paso a la vez.

Me podrán tachar de soñador, incluso hasta loco, pero créanlo o no, ese rincón existe, desde que nacemos y formamos parte de esta tierra, ese pequeño rincón del universo nos acompaña, ese lugarcito esta dentro de cada uno de nosotros, en nuestros corazones.

Nada puede hacerte cambiar si no es tu deseo, si te sometes a la voluntad o a los ideales de unos cuantos solo por no saber elegir, estas regalando ese pequeño espacio a quien te dice como debes hacer las cosas, a quien limita tus sueños, a quien ocupa el lugar que por derecho te pertenece solo para depositar su basura en tu rincón.

Podemos cambiar al mundo, si, a nuestro propio mundo, si bien es cierto no somos los responsables de las decisiones que toman las personas a nuestro alrededor y nunca podremos controlarlas, sí somos responsables, de que esas decisiones nos afecten o no.

No permitas que ensucien o destruyan tu rincón del universo, porque es lo único que realmente posees, la basura de lo demás nunca debe ser recolectada ni almacenada por ti, recuerda siempre darte tu lugar y no convertirte en el cesto de nadie.

Valora tu rincón del universo, lee, estudia, aprende, cultiva y cosecha el conocimiento, se curioso, esos son los accesorios que tu pequeño lugar en el mundo necesita para poder diferenciarse de los demás , eso te mantendrá motivado, pensando de manera positiva, los resultados comenzarán a llegar solos, y cambiarás al mundo, tu mundo, un paso a la vez.

Recuerda siempre el dicho “cada cabeza es un  mundo” y ese mundo solo tú puedes cambiarlo…

Como siempre ustedes tienen la mejor opinión…

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: