Las Barridas

De la nada y por conversaciones ajenas, tuve la involuntaria oportunidad de escuchar a equis personas platicar afuera de mi trabajo, lugar en donde tenemos que tratar con muchisima gente de todos los niveles sociales, politicos y economicos, muchos de ellos muy humildes desconociendo hasta con quien dirigirse para resolver alguna situación. La mayoría de esas personas a las que hago referencia, suelen tener que esperar muchísimo, y para pasar el tiempo acostumbran platicar ya sea de la situación que los trajo hasta ese lugar o de algun otro tema, lo cual no resulta ser nada extraño porque a cualquier ser humano nos cuesta esperar pero esa es otra historia.