El Atrapasueños

Son las 3 de la mañana y no he podido conciliar el sueño, la luna, desde lo mas alto del cielo nocturno, refleja su tenue luz sobre mi ventana iluminando mi rostro sutilmente, como si intentara arrullarme, sus esfuerzos resultan en vano porque no lo consigue. Permanezco sentado observandola por mucho rato, con una mirada desconcertada y distante a la vez, buscando una respuesta del porque de mi distracción.